El defensa Martín Cáceres ha sufrido un susto al cierre del lunes. El jugador de la Juventus sufrió un accidente con su Ferrari rojo que golpeó y destruyó una parada de autobús en Turín. El coche tenía la ventana del frente destruido y las fotos que circulan en las redes sociales muestran que el uruguayo tenía lesiones en la cara, algo que es preocupante para el cuerpo técnico de la Juve.


Los periódicos locales dicen Cáceres estaba ebrio cuando ocurrió el accidente. El defensor habría sido capturado en la prueba de alcoholemia y fue multado y perdio su licencia de conducir. La Juventus todavía permaneció en silencio sobre el tema, así como el propio atleta.
 
Top